EstatalOpinión

Gabinete MORENA  | PLUMA NEGRA

El gobierno de Veracruz para el periodo 2024-2030 apunta  la pureza de la militancia de MORENA, algunos ganadores de elección popular del pasado 2 de junio, sólo acudirán al Legislativo para tomar protesta y presentar sus solicitudes de licencia para integrarse a la administración de Rocío Nahle García. Hasta ahora, no hay entre los nombramientos militantes del Partido Verde o del PT. Morena aprovecha su momento, con un oposición casi invisible.

Los morenistas y neomorenistas que están en el ánimo de la nueva gobernadora, tienen asegurado un espacio en el próximo gobierno del estado y otros más se perfilan para las alcaldías en el 2025. Hoy más que nunca las suplencias adquieren un gran valor, pues ocuparán los cargos legislativos, sin mucho esfuerzo.

Hasta ahora, los nombramientos en las secretarías de Gobierno, Educación, Salud, Turismo, Trabajo, Desarrollo Económico, Sedesol, Agricultura, Cultura y Protección Civil, así como la Oficina de Gobierno y de Comunicación Social, corresponden a militantes de MORENA y de hecho, ya están trabajando por instrucciones de la próxima gobernadora.

En las dos giras de la gobernadora electa por Misantla y Cosamaloapan, Rocío Nahle ha dejado claro que su gobierno será de territorio y no de escritorio, lo que significa que todos los secretarios y funcionarios, deberán estar en esa disposición de trabajo y evitar las burocracia de las oficinas.

Las giras de la nueva gobernadora tienen como finalidad, afinar y reforzar el plan de desarrollo para Veracruz en los próximos seis años y mejorar el plan de los ocho ejes y los 80 compromisos que presentó en su campaña, ahora hará un repaso por los 30 distritos locales electorales para recibir más propuestas.

En sus giras, Rocío Nahle también busca el pulso político para las elecciones del 2025, que corresponden a la renovación de los 212 ayuntamientos del estado de Veracruz y aplacar las calenturas de cientos de militantes que aspiran a gobernar sus municipios, sobretodo por que la oposición es irrisoria en gran parte del estado de Veracruz.

El reto para la nueva gobernadora es amplio, en los diferentes sectores de atención social como es la salud, educación, seguridad pública, agricultura y protección civil que exigen un rigor superior al actual para mejorar los resultados de gobierno.

Morena en Veracruz, tienen la gran oportunidad de hacer gobierno sin oposición, pues el PAN se encuentra en un proceso de renovación partidista y el PRI agoniza con el cacicazgo de su dirigente nacional, Alejandro Moreno, habrá que ver si se aprovecha para revertir las condiciones de Veracruz o malgasta ese capital político que le dieron los veracruzanos.

Operación cicatriz | PLUMA NEGRA